Aguas Electroactivadas en Gas y Petróleo

image001Las soluciones Anolito y Catolito están siendo usadas para estimular y realzar la producción de gas y petróleo y mejorar la performance de los fluídos de perforación. El anolito es una alternativa altamente efectiva a los bactericidas que no son biodegradables ni bioacumulativos. Como bactericida, el anolito es selectivo, focalizando su acción sobre las bacterias responsables de la corrosión inducida por microbios (MIC) mientras que es segura para los humanos. El catolito está siendo usado para reemplazar al diesel-oil como solución de limpieza de equipos y herramientas en el lugar.

El anolito puede ser usado para aumentar la producción de pozos impactados por el desarrollo de bacterias y otros microorganismos, mediante la destrucción de los mismos y de la biomasa incrustada.

El agua usada para los pozos de fractura puede ser tratada con anolito para controlar bacterias, proteger los geles y fluídos y mejorar su performance. El anolito remueve escamas y limo de tuberías; los sistemas de enfriamiento pueden quedar libres de biomasa, mejorando los valores de intercambio de calor y eliminando la corrosión inducida por microbios. El anolito reduce la necesidad de desinfectantes químicos tradicionales, costosos, de alta toxicidad y potencialmente peligrosos para manipulación, almacenamiento y transporte.

El catolito ha demostrado una sustancial reducción de la tensión superficial del agua y puede ser utilizado para estimular la producción de pozos.

La calidad del agua de inyección es crítica. Esta debe estar libre de sólidos suspendidos y tener un leve contenido de oxígeno para prevenir el crecimiento de microorganismos anaeróbicos. Es importante que el agua esté libre de bacterias anaeróbicas, especialmente las sulfato-reductoras, que producen el gas sulfuro de hidrógeno, SH2. Este gas es altamente corrosivo, reduce el valor de mercado del petróleo por su contenido en sulfuros, causa corrosión de tuberías y es potencialmente peligroso para el personal.

APLICACIONES EN GAS Y PETROLEO

La siguiente información es obtenida de datos generales de dominio público

Agua de fractura: Para los tratamientos típicos de agua, mezclar 5 lt de anolito en 1000 lt de agua llegando a 2.5ppm de FAC (cloro activo libre) para mitigar y retardar el crecimiento de microorganismos tales como bacterias anaeróbicas, aeróbicas y las sulfato-reductoras, con el fin de proteger los fluídos de fractura, polímeros y geles.

Pozos: dosificar 600 a 650 lt de anolito en el pozo, diaria o semanalmente a efectos de controlar crecimiento de microorganismos, reducir el gas sulfuro de hidrógeno y restablecer la integridad del pozo.

Agua de producción: mezclar 21 lt de anolito en cada 1000 lts de agua de producción para conseguir 10,5 ppm de FAC, lo que retardará el crecimiento de microorganismos.

Intercambiadores de calor, depósitos de hidrocarburos: mezclar 500 a 600 lt de anolito en la fase acuosa.

Estanques de agua de inyección: mezclar 21 lt por cada 1000 lt.

Tuberías de gas y petróleo: dosificar 1600 a 1700 lt de anolito a 500 ppm, diaria o semanalmente para evitar la corrosión inducida por microbios y remover el limo.

IMPORTANTE: las dosis recomendadas dependen del tipo de agua y pueden variar de acuerdo a la contaminación detectada en los objetivos tratados, en otras palabras, la demanda de FAC en cada lugar.

ENVIROLIFE. Ingeniería Ambiental. Aguas Electroactivadas. Ozono. Fitorremediación. Remoción de Arsénico.