Aplicaciones del ozono en ambientes públicos

Dentro del término ambientes públicos englobamos: cines, teatros, salas de fiestas, comercios, oficinas y un largo etcétera. En todos estos lugares existe el problema común del enrarecimiento del aire y abundancia de malos olores. Dicho problema surge por la aglomeración de personas, tornándose el ambiente molesto.

1Se utilizan distintos métodos para lograr la solución de este problema, como ser: el empleo de extractores, aire acondicionado y perfumadores. Los extractores de aire no logran la total eliminación de olores, a pesar de que el número de renovaciones de aire sea elevado.

El aire acondicionado, de gran utilidad ya que regula la temperatura y la humedad del aire, no logra tampoco erradicarlos. En el caso de los perfumadores, éstos no destruyen los olores sino que los camuflan, añadiendo además sustancias extrañas al ambiente, algunas de ellas alergénicas.

La solución más idónea a este problema consiste en la utilización de ozono. El ozono, al reaccionar con las sustancias orgánicas productoras de olores, elimina la base de los mismos. Es decir, no enmascara los olores, los destruye. Del mismo modo, los microorganismos existentes en el aire son eliminados evitando así el contagio de enfermedades. El tratamiento del aire acondicionado con ozono, elimina hasta el 98% de las probabilidades de contraer enfermedades infecciosas.

Desde hace tiempo, se han venido realizando estudios científicos, que muestran la eficacia del ozono como desinfectante y desodorante ambiental.

Algunos de los mencionados estudios son los siguientes:

– En relación a la eliminación de olores, pueden citarse los trabajos de Withridge y Yaglon (1939) con olores corporales, Savazzini (1930) en cuadras y Romero Beltrán (1978), sobre vapores amoniacales procedentes de eyecciones y olores varios de pescado, carne, queso y en general materia orgánica en descomposición. Las conclusiones obtenidas muestran que el efecto del ozono fue fulminante en la eliminación de los olores citados.
– El mismo investigador, según consta en el Certificado Oficial nº 27985 Serie B, efectuó análisis químicos y bacteriológicos para evaluar la eficacia del ozono en ambientes.
El análisis químico se realizó en un recinto de aproximadamente 1 m3 de capacidad, valorando la concentración de hidrocarburos (pireno, antraceno y benzopireno) procedentes de humo de tabaco, antes y después de un tratamiento con un generador de ozono que producía 0,2 mg/h m3. Los resultados mostraron un considerable porcentaje de reducción de hidrocarburos, según la siguiente tabla:

ozonoambiente

El análisis bacteriológico se llevó a cabo en una nave industrial de 18x12x4 m, efectuándose recuentos microbianos de microorganismos totales, coliformes, enterococos y hongos, antes y después de ozonizar el ambiente. Los recuentos de estafilococos fueron recuperados del aire de modo irregular y no repetitivo. Se realizaron un total de 12 pruebas. Los resultados obtenidos mostraron una reducción del 62% de los microorganismos totales, para los hongos se estimó una reducción del 73%, los recuentos de coliformes se redujeron del 84 al 75% y los de enterococos sufrieron la máxima reducción: 98%. En general se pudo apreciar que cuanto mayor era el número de microorganismos presentes en el aire, mayor era la reducción de los mismos debida a la actividad del ozono. Por otra parte es muy interesante destacar la drástica disminución de los niveles de enterococos dado que se trata de bacterias muy resistentes a los tratamientos clásicos de desinfección, entre ellos la pasteurización.

– El instituto de Medicina Industrial del Ministerio de Trabajo francés, publicó un estudio que mostraba que el tratamiento de aire conteniendo 22.000 bacterias por m3 en una habitación de 80 m3 a 18ºC, con ozono durante 70 minutos, disminuyó el contenido bacteriano en un 95%. Además el ozono resulta muy saludable para personas con problemas respiratorios (asma, afecciones bronquiales).

Es de destacar la eliminación de olor del tabaco que realiza el ozono, ya que elimina los alquitranes.

Hay que tener en cuenta que el ozono no hace desaparecer los humos, ni regula la temperatura, sino que logra un ambiente exento de olores y perfectamente higienizado, por lo que es un complemento ideal del aire acondicionado. En cualquier caso, la adición de ozono a los sistemas de calefacción y refrigeración produce un ahorro al disminuir el número de renovaciones de aire. Se ha demostrado que concentraciones de 0,01 p.p.m. de ozono son suficientes para disminuir el número de renovaciones de aire en un lugar cerrado.

El empleo del ozono es asimismo de gran utilidad en domicilios particulares, ya que elimina los olores que se pueden producir en la cocina, en el baño, o en cualquier dependencia de la casa. A la hora de montar un aparato generador de ozono, hemos de tener en cuenta el volumen del local y el número de personas allí presentes; por cada persona se añaden 10 m3 y de esta forma obtenemos el volumen final a ozonizar, es decir:

Volumen total a ozonizar = Volumen del recinto + 10 m3 por persona.

La concentración de ozono que se aplica en estos casos es de 0,1 mg por m3. En el caso de que se pretenda eliminar olores muy fuertes se aumentaría ligeramente, dependiendo de la naturaleza de los mismos.
La peligrosidad de los generadores de ozono es nula, ya que no pueden dar concentraciones más altas que las indicadas en las especificaciones del aparato

BAÑOS

Los baños, tanto domésticos como públicos presentan dos problemas fundamentales:

1.- La contaminación del ambiente debida a las bacterias nocivas que puedan existir, ya que los baños son un medio ideal para su desarrollo. Hay que tener en cuenta que en los lavabos, retretes y urinarios pueden depositarse y permanecer durante largo tiempo numerosos microorganismos. La presencia del ozono en el ambiente evita este peligro ya que, debido a su elevado poder oxidante, es un fuerte bactericida desinfectando el ambiente y eliminando todo tipo de microorganismos peligrosos para la salud.

2.- La abundancia de malos olores producidos por la descomposición de la urea, así como los desprendimientos de gases de las deposiciones fecales. Estos olores son muy desagradables, por lo que su eliminación es necesaria ya que, como efecto secundario, en épocas de verano pueden atraer todo tipo de insectos.
Normalmente se suele proceder a una ventilación del baño, pero para que ésta sea eficaz ha de ser abundante, para lo cual se precisan potentes extractores que en poco tiempo renueven el aire del local, pero su costo resulta elevado y su instalación complicada en algunos casos.
Otra solución bastante empleada es el uso de perfumadores, sin embargo como ya se ha dicho, sólo se consigue la superposición de olores.

La solución más adecuada y económica consiste en el empleo de generadores de ozono. El ozono ataca a las sustancias químicas productoras de los malos olores, alterando su estructura y por tanto elimina la causa que los produce. El ozono consigue en poco tiempo un ambiente perfectamente desinfectado y desodorizado, logrando que los baños sean centros de “aseo” propiamente dicho y no de posible contagio de enfermedades.

DESCONTAMINACION DE CARBURANTES

Uno de los problemas más graves de nuestra época es el de la contaminación atmosférica, dos de sus causas principales son los gases expulsados por los escapes de los automóviles y por las calefacciones.
Los gases procedentes de los motores de explosión son en su mayoría tóxicos y en ambientes cerrados, tales como garajes y estacionamientos, son muy nocivos. En estos lugares el índice de polución suele ser excesivo y peligroso, al mismo tiempo los olores producidos por dichos gases son desagradables.
Este gravísimo inconveniente puede soslayarse utilizando ozono ya que éste, por su poder oxidante, convierte el monóxido de carbono, que es un gas tóxico, en anhídrido carbónico, no tóxico, purificando el aire con el consiguiente ahorro en otro tipo de instalaciones acondicionantes.

CARNES Y PESCADOS

La presencia de Ozono en los salones de venta de carnes y pescados, permite la eliminación de olores molestos, mejorando el ambiente en general, para mayor comodidad del personal y clientes. Ayuda además a la sanitización de productos e instalaciones.

ENVIROLIFE. Ingeniería Ambiental. Aguas Electroactivadas. Ozono. Fitorremediación. Remoción de Arsénico.